• Tiempo Magis

La Jauría

¿Qué es?

“La Jauría” es una serie realizada en Chile que se estrenó hace menos de un mes y que ya confirma su segunda temporada. La trama que se desarrolla en 8 episodios gira en torno a la desaparición de Blanca, una joven estudiante de 17 años y que además se caracteriza por ser la líder del movimiento feminista que surge en su colegio marcado por denuncias de abuso sexual contra un profesor en un contexto que destaca por ser un establecimiento particular y católico.


¿Por qué verla?

Son distintas las opiniones que pueden encontrarse en torno a la serie desde la trama hasta en el aspecto más técnico; sin embargo me parece relevante verla al ser una producción de ficción pero que rescata temas de actualidad donde los debates siguen latentes y donde las opiniones son diversas.

Casos de femicidio, la violencia de género, la exposición a las redes sociales y la desigualdad socioeconómica son algunos de los aspectos que se pueden sacar y que permiten que cada persona que la vea pueda formarse una opinión y conversar con su círculo cercano.

Si bien la serie sigue siendo de ficción existen elementos que hoy no son un secreto, que suceden tanto a nivel nacional y mundial como lo es la violencia de género y, que debieran ser parte del debate social de todas las personas ya que, de una y otra forma, afectan cómo nos desenvolvemos hoy y como queremos ser en el futuro.


¿Qué mensaje de Dios nos transmite?

A veces pareciera ser difícil buscar un mensaje de Dios en una serie como esta, sin embargo muchas veces hace falta detenerse y reflexionar en lo que está detrás de los guiones, de las imágenes y de los aspectos técnicos que pueden o no ser de nuestro agrado. El mensaje que hoy me parece relevante dar con esta serie es la importancia de conversar y dialogar en torno a los temas de contingencia, a los temas que nos afectan y a como seguir adelante a pesar de las adversidades. El diálogo por sobre la violencia debiera ser parte clave de cómo queremos seguir en adelante y de cómo series como estas pueden servir para conversar en familia aspectos que suceden a diario y que hoy, con la sobre exposición virtual, son aún más relevantes de poner en la mesa. Muchas veces hace falta preguntarnos ¿qué formas de violencia hemos realizado? Quizás no es una violencia física, puede ser verbal, puede pasar desapercibida para nosotr-s pero no para quienes están dirigidas.

Al detenernos a reflexionar cabe preguntarse de manera personal ¿qué haría Cristo en mi lugar? Jesús defendía a la mujer en una época patriarcal donde no se la consideraba de mayor forma; hoy la invitación es a detenernos en cómo cambiar nuestras prácticas, en cómo debemos empezar con nuestra familia y círculo cercano para así ir generando un cambio a nivel social.


Por Francisca Rodríguez


  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

@TiempoMagis

  • Blanco Icono de YouTube

Tiempo Magis