top of page
  • Nataly Ramírez B

Barbie: Amar como humanos

Cuando se anunció la película de Barbie dirigida por Greta Gerwig, había muchas expectativas y pocas certezas. La mayor parte de la trama se mantuvo en secreto, y se enfatizó en la historia de Barbie, la muñeca que revolucionó la industria de los juguetes. Antes, las niñas solían jugar con muñecos bebés, mientras que Barbie representaba a una mujer adulta que podía desempeñar cualquier rol: doctora, ganadora de un Premio Nobel e incluso sirena. Mientras tanto, Ken era simplemente Ken. A pesar de esta incertidumbre inicial, desde su estreno, la película atrajo a una amplia audiencia, llenando las salas de cine con personas vestidas de rosa y motivadas por el importante papel cultural que la muñeca ha desempeñado a lo largo de más de seis décadas de existencia.

La trama: Life in plastic, it's fantastic

Barbie, interpretada por Margot Robbie, disfruta de una vida ideal en Barbieland, una sociedad matriarcal donde todo es perfecto, y cada día, incluso los miércoles, es considerado el mejor día. En este mundo, las Barbies ocupan una amplia variedad de profesiones, mientras que los Kens disfrutan de la playa. Sin embargo, todo comienza a cambiar en una fiesta cuando Barbie interrumpe con una pregunta inusual: ¿nunca han pensado en morirse? Al día siguiente, nota cambios en su apariencia, como pies planos y celulitis. Es en este punto que, siguiendo el consejo de Barbie Rarita, decide emprender un viaje al mundo real con el propósito de encontrar a la niña que juega con ella y así evitar seguir empeorando.

Barbie y Ken llegan a California, donde Ken se da cuenta de que la situación en el mundo real es diferente, y los hombres ocupan puestos de poder. Mientras tanto, Barbie descubre que el mundo no coincide con sus expectativas y, además, enfrenta críticas por promover estándares de belleza poco realistas.

Barbieland: La felicidad y juventud eterna

Con lo anterior, no es necesario explicar que Barbie analiza de forma crítica el rol de la mujer en la sociedad. Sin embargo, dado que se ha escrito mucho sobre este tema, me gustaría explorar otros aspectos de la película que encuentro igualmente interesantes pero que han sido poco analizados.

Mientras veía la película, me parecía evidente que tenía guiños a historias propias de la tradición religiosa. Si lo analizamos detenidamente, Barbie y Ken viven en un lugar sin dolor ni sufrimiento y son enviados, aunque por elección propia, a un mundo un tanto cruel y desigual, donde adquieren conciencia de sí mismos y del mundo que los rodea.

Por eso, decidí investigar y encontré una entrevista de la directora en la que relata cómo su trabajo está fuertemente influenciado por su experiencia estudiando en una escuela de niñas de orientación católica. Aludiendo al paralelo entre ambas historias, ella mencionó: "Creo que siempre vuelvo a esas formas de historias más antiguas porque asistí a una escuela católica y me identifico con ellas”[1].

Cuando Barbie ya se encuentra en California, un tanto desilusionada por cómo la trata el mundo real, se sienta frente a un parque en un intento por conectar con la niña que jugaba con ella y que debe encontrar para resolver su situación. A medida que rememora, visualiza a la niña jugando con su madre, compartiendo momentos juntas, pero luego ve a la niña ya adolescente, más distante de su madre e incluso deshaciéndose de una gran cantidad de sus muñecas. Es en ese momento cuando Barbie derrama una lágrima y dice: “duele, pero es hermoso”. Este es el primer acercamiento a uno de los principales temas que aborda la película: el dolor y el paso del tiempo. No podemos olvidar que Barbie está en el mundo real porque comenzó a pensar en la muerte.

Barbie comienza a observar a las personas en el parque: una pareja discute, unas niñas juegan, unos hombres ríen y Barbie también lo hace, mientras que otro está visiblemente triste y abatido; Barbie lo mira en silencio. Barbie es novata en el mundo real, pero se da cuenta de que, a diferencia de Barbieland, aquí los humanos experimentamos una amplia gama de situaciones y emociones.

En la siguiente escena, Barbie mira a su costado y se encuentra con una mujer de edad avanzada. Es la primera vez que Barbie ve a alguien de esa edad. Recordemos que en Barbieland hay mujeres de todas las apariencias físicas, pero todas son jóvenes. Barbie la mira y le dice que es hermosa, una crítica no sólo a una sociedad que parece valorar a las mujeres mientras lucen jóvenes, sino que también a una sociedad cada vez más obsesionada con la eterna juventud, que tiende a pasar por alto la vejez y la finitud de la vida. El Papa Francisco ha reflexionado en varias ocasiones sobre este tema, señalando cómo las personas mayores a menudo son vistas como "una carga" en la cultura del descarte y la productividad, donde cada individuo es medido por su capacidad de contribuir al sistema económico[2].

Quizás todo lo que estoy analizando no esperaba encontrarlo en una película que creíamos que solo nos haría reír y nos daría una oportunidad para usar ropa rosada. Tal vez por eso, muchas personas se sorprendieron al ver Barbie. Recuerdo las entrevistas a los asistentes al avant-premiere y algunos decían que habían experimentado una crisis existencial al ver la película. Es posible que estemos demasiado influenciados por la mentalidad de nuestra sociedad y creamos que debemos ser jóvenes y felices constantemente. Cuando las cosas no salen como esperábamos, nos frustramos y sentimos incomodidad.

La búsqueda del sentido: ¿Para qué fui creada?

Barbie logra encontrar a la niña, pero descubre que en realidad era su madre quien estaba jugando con ella. Gloria, abatida por las exigencias del trabajo diario y al notar que se distanciaba de su hija ya adolescente, se había acercado a sus muñecas mientras lidiaba con pensamientos intrusivos. Barbie nos recuerda una vez más que el tiempo pasa y no podemos detenerlo.

Si bien Barbie se hace cargo de los aspectos más desafiantes de nuestra existencia, como enfrentar el envejecimiento y la muerte, también explora la felicidad y la búsqueda de propósito que experimentamos como seres humanos.

Barbie, Gloria y su hija viajan a Barbieland, donde junto a todas las demás Barbies deciden luchar contra el nuevo orden impuesto por los Ken y buscan un modelo que les convenga a ambos. Se resalta la importancia de luchar por lo que consideramos justo. Es natural sentir tristeza y dudar sobre nuestro propósito, pero también debemos tomar acción, pensar en los demás y brindarnos apoyo mutuamente.

La unidad de las Barbies logra mejorar no solo sus vidas sino también la de Ken. De ser simplemente el compañero de Barbie (recordemos que él es solo Ken), ahora se da cuenta de que es suficientemente valioso por ser quien es, es "Kenough". Barbie, por su parte, se debate entre quedarse en Barbieland como una muñeca o convertirse en humana.

Es aquí donde se reencuentra con su creadora en una emotiva escena que evoca la pintura de la creación de Adán de Miguel Ángel. Ambas se toman de las manos y su creadora le menciona nuevamente todo lo "negativo" del ser humano, pero insiste en que debe tomar su propia decisión. Barbie cierra los ojos y comienza a ver imágenes de mujeres, desde la infancia jugando y maquillándose hasta mujeres abrazando a sus hijos. Barbie llora y de fondo suena Billie Eilish, planteando la pregunta sobre para qué fue creada. Barbie separa sus manos de su creadora y decide que, a pesar de todas las dificultades de ser humana, hay muchas cosas buenas que desea experimentar, como el amor y la felicidad.

Los deseos de Barbie son profundos, su mayor anhelo es la conexión genuina con otras personas. Este deseo se manifiesta claramente en sus primeros momentos en el mundo real, en la escena del parque cuando observa a los seres humanos, sus relaciones y emociones con gran curiosidad. A pesar de haber vivido en un mundo de eterna alegría en Barbieland, Barbie quiere hacer una diferencia y también, quiere vivir y amar. Como ha mencionado el Papa Francisco, "la verdadera alegría no proviene de las posesiones materiales, de tener cosas, ¡no! Surge del encuentro genuino con otros, de las relaciones en las que nos sentimos aceptados, comprendidos y amados, así como del acto de aceptar, comprender y amar a los demás"[3].

En esta perspectiva, Barbie se convierte en un símbolo de la búsqueda de la autenticidad y la importancia de las conexiones humanas en un mundo que a menudo valora lo superficial y lo material. Su historia nos recuerda que la verdadera riqueza y felicidad provienen de nuestras relaciones y nuestra capacidad de sentir y expresar amor y empatía hacia los demás.

Barbie acepta volverse humana, vivir una vida en la que envejecerá y su cuerpo cambiará, pero también podrá tomar sus propias decisiones y experimentar emociones. Barbie nos enseña que la vida no es perfecta, pero qué podemos hacer un cambio a nivel individual y colectivo y experimentar algo más auténtico: amar y ser amados. Ella es consciente de que este camino será desafiante y que, eventualmente, un día morirá, pero considera que vale la pena.

Bibliografía

● Ibrahim, Samantha. “How Greta Gerwig’s ‘Barbie’ Was Influenced by Her Catholic School Roots.” New York Post, New York Post, 21 July 2023, https://nypost.com/2023/07/21/how-greta-gerwigs-barbie-was-influenced-by-her-catholic-school-roots.

● Vatican News. “El Papa: la vejez es un límite y un don, descartarla es traicionar la vida.” Vatican News, 15 June 2022, https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2022-06/papa-vejez-limite-don-descartarla-traicionar-vida.html.

● ---. “Papa Francisco y el camino de la verdadera felicidad.” Vatican News, 19 Mar. 2019, https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2019-03/papa-francisco-jornada-mundial-felicidad.html.



[1] Ibrahim, Samantha. “How Greta Gerwig’s ‘Barbie’ Was Influenced by Her Catholic School Roots”. New York Post, New York Post, el 21 de julio de 2023, https://nypost.com/2023/07/21/how-greta-gerwigs-barbie-was-influenced-by-her-catholic-school-roots/.


[2] Vatican News. “El Papa: la vejez es un límite y un don, descartarla es traicionar la vida.” Vatican News, 15 June 2022, https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2022-06/papa-vejez-limite-don-descartarla-traicionar-vida.html.

[3] “Papa Francisco y el camino de la verdadera felicidad.” Vatican News, 19 Mar. 2019, https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2019-03/papa-francisco-jornada-mundial-felicidad.html.


Comments


bottom of page