• Tiempo Magis

Cinco panes y dos peces

¿Qué es?

“Cinco panes y dos peces: el testimonio de fe de un obispo vietnamita en la cárcel” es el título que figura en la tapa de este emblemático libro de Francois Xavier Nguyen Van Thuan lanzado a fines del año 2000. Este autor nos regala siete reflexiones en torno a su experiencia de fe como preso a causa de un conflicto político y religioso a fines de los años 70.


¿Por qué leerlo?

Las siete meditaciones que nos ofrece Van Thuan por medio de este libro pueden llegar a ser siete regalos muy valiosos para el camino de fe de quien esté dispuesto/a a recibirlos. Cada una de estas reflexiones culmina con una oración para compartir la experiencia espiritual del autor en la cárcel. Es en esas partes en la que podemos acompañar el sufrimiento de este obispo al ser privado de su libertad y reconocer su profunda entrega a Dios.

En gran medida se puede decir que este texto está dirigido a los jóvenes, es por eso que también está enriquecido por otros aportes, un ejemplo de ello es que en algunas partes del mismo se pueden leer fragmentos del mensaje del Papa Juan Pablo II a los jóvenes para la Jornada Mundial de la Juventud de 1997.

De esta manera, “Cinco panes y dos peces” nos puede regalar algunas pistas para vivir una espiritualidad plena en el lugar y el momento que nos toca transitar, reconociendo las dificultades que nos atraviesan pero ante todo preservando la esperanza. Por ese motivo es que el autor va trazando un itinerario, es decir que nos presenta en cada meditación un punto diferente del camino de fe: el momento presente, las obras de Dios, la oración, la Eucaristía, la unidad, María y el seguimiento a Jesús.


¿Qué mensaje deja?

El mensaje que nos deja este libro es el de entregarse plenamente a aquello que uno/a cree, en el caso de Van Thuan esto se puede ver claramente en la confianza plena que tenía en Jesús. A su vez, reivindica a la oración como aquel espacio de encuentro íntimo e innegociable con ese Dios que nos acompaña y consuela incluso en las situaciones más duras. De esta manera, “cinco panes y dos peces” pone el foco en el seguimiento y la confianza en Jesús desde el lugar en el que estamos y con lo que tengamos, porque en definitiva es ese mismo Dios el que lo bendice y lo multiplica para compartirlo con los/las demás.


Alejandro Dodera.