top of page
  • Foto del escritorGabriela Dañin

Agosto mes de la Solidaridad: Un llamado a todos los chilenos

Un día 19 de mayo de 1993 se publica en el Diario Oficial de la República de Chile, la ley que instituye el 18 de agosto como el día de la Solidaridad bajo la siguiente leyenda:

“Ley 19.218: Instituye día de la solidaridad como homenaje a Sacerdote Alberto Hurtado Cruchaga. Artículo único. - Institúyese el día 18 de agosto de cada año, que se denominará "Día de la Solidaridad", como homenaje en memoria del Sacerdote Alberto Hurtado Cruchaga S.J.

En ese día, se fomentará en todo el país el desarrollo de acciones de solidaridad con los más necesitados.".

Y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.


Santiago, 7 de mayo de 1993.- PATRICIO AYLWIN AZOCAR, Presidente de la República. - Enrique Krauss Rusque, Ministro del Interior.

Lo que transcribo a Ud., para su conocimiento.- Saluda a Ud.- Belisario Velasco Baraona, Subsecretario del Interior.”


__

Considerando la separación de Iglesia y Estado que existe en nuestro país a partir de la Constitución Política de la República de 1925, no es menor el hecho de que se reconozca la figura de Alberto Hurtado a nivel legal a tal punto de otorgársele un día en homenaje y reconocimiento. Esto da cuenta de la trascendencia de su figura más allá de creencias religiosas y morales de cada chileno, y es que es innegable que independiente de si se es católico, cristiano, agnóstico, judío, etc, la importancia de la figura del santo para nuestro país trasciende fronteras dogmático-religiosas y personales.

Dice la ley que se fomentará en todo el país el desarrollo de acciones de solidaridad con los más necesitados, frase que suena preciosa, pero como toda norma debe ser interpretada, para poder llevarse a cabo


¿Qué implica entonces para el chileno de a pie este mandato legal? ¿Estamos obligados a ser solidarios y durante ese día todos debemos aspirar a la santidad? ¿Es un llamado estrictamente dedicado al 18 de agosto o puede extenderse a todo el mes de la solidaridad?

Ciertamente sería absurdo suponer que una norma secular nos deba obligar a la caridad, compasión y a ser solidarios con el prójimo. Pero dice mucho de lo que el legislador y lo que como nación aspiramos a ser el hecho de que tengamos instaurado a nivel legal un día en reconocimiento a San Alberto Hurtado, y no solo eso, sino que se le reconozca no como una celebración a su figura, sino que al concepto de la solidaridad.

Felizmente, pareciera ser que nuestro país tiene impregnado en sus raíces la compasión y empatía por el prójimo, pues en momentos de grandes tragedias que azotan a nuestra nación como terremotos, tsunamis e incendios, siempre se ha reconocido a nivel nacional como internacional la entrega y solidaridad de los chilenos con los más necesitados y afectados en momentos de crisis.

Ejemplos claros de esto son la Teletón, evento que convoca y une a todos los chilenos por una causa común, y que cada año demuestra la solidaridad y compromiso de cada uno de quienes conformamos este país con el ayudar al prójimo y a los más necesitados. Otro gran ejemplo son las miles de fundaciones en Chile que existen para las más diversas aristas de apoyo a los más necesitados, entre las que se pueden destacar Desafío Levantemos Chile, Un Techo para Chile, y como no, el Hogar de Cristo.

Como se puede apreciar, el llamado a la solidaridad de San Alberto Hurtado es un ideal que ha permeado y que continua en el ideario colectivo de todos y todas los chilenos y chilenas, y que como católicos tenemos un llamado especial a fomentar y perseverar, para que su legado y la palabra que tanto repetimos durante agosto sea motor de cambio de las injusticias que muchas personas viven día a día en nuestro país.


Comments


bottom of page