• Tiempo Magis

Posadas Cerradas

Por: Raimundo Salas SJ


Estamos acostumbrados a escuchar el siguiente relato en diciembre, un hombre tuvo que viajar a otra ciudad por una decisión política del gobernante, y emprendió el viaje con su mujer que estaba embarazada. Pero, en la nueva ciudad le llegó la hora a su mujer, y no encontraron lugar en la posada, y el niño nació en un pesebre.


Y cada diciembre nos conmueve cómo Jesús no encuentra un lugar digno donde nacer. Nos conmueve la indiferencia de las personas de la posada con José, María y Jesús, porque nos preguntamos por las condiciones dignas en que un niño - cada niño - debe tener al llegar a este mundo.


Pero, cuando esta historia se repite en otras personas no nos conmueve. Cuando personas de otro país vienen a realizar su proyecto de vida a Chile (i.e., migrantes), y buscan trabajo formal para poder subsistir, no pareciera conmovernos esta grave necesidad. Los hacemos esperar un buen tiempo para otorgarles el permiso necesario para trabajar de manera formal, y terminamos exponiendolos a la precariedad y riesgos del trabajo informal. ¿Por qué les cerramos las “puertas del trabajo” como hace tiempo les cerraron las puertas de la posada a José y María?, ¿por qué no nos conmueven historias actuales que repiten la indiferencia que padecieron José y María?


Al respecto, creo importante no entrar dinámica defensiva - es distinta porque…, no se debe a que… -, sino preguntarse qué debería hacer por Cristo que está presente en cada persona migrante que queda expuesta a la precariedad y a los riesgos del trabajo informal por un tiempo excesivo para toda persona. Creo importante mirar la situación con otros ojos, y no repetir la indiferencia que dejó a Jesús en un pesebre. Para que así podamos acoger a las personas que vienen de afuera, proveerles lo básico (acceso a poder trabajar formalmente, por ejemplo), y aprender a convivir juntos. No podemos dejar que suceda como antaño: “no tenían sitio…” (Lc 2, 7).   

Entradas Recientes

Ver todo

100% independiente

“¡Soy 100% independiente!”. Escuchamos esa frase como un ticket de garantía en los debates, pancartas y toda la propaganda que inundó las redes sociales estos meses. En tiempos de crisis institucional

Crucificadas: Entre el dolor y la mística

Por: Fray Víctor Treminio, OFM La palabra mística ha sido la denominada para definir lo indefinible. Podemos entender que la mística nos refiere al misterio. Aquello que en la vida no alcanzamos a con

No hay pobres, hay dioses

No hay mascarillas, el viento sopla maderas prensadas sobre un piso de baldosas; música bachata interrumpe el pensamiento y los pies se llenan de tierra, dedos sucios, mientras Chile glorioso sigue la