• Tiempo Magis

5 libros sobre perdón

Actualizado: 2 de sep de 2019

Entonces se le acercó Pedro, y le dijo: Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí que yo haya de perdonarlo? ¿Hasta siete veces? 22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Mateo 18-22


La mejor forma de aprender a perdonar, de aprender a reconciliarse con el otro, con uno mismo es observando cómo los demás lo hacen, es vivienda el perdón sin dudar que al perdonar al otro uno también se está perdonando así mismo. La mejor forma en que he aprendido, no solo a perdonar, es leyendo, leyendo historias encerradas en la mente de artistas, historias que expresan los más profundos sentimientos de uno persona, que valerosamente abre su corazón y nos entrega maravillosos relatos con más de una y mil enseñanzas, para nunca dejar de aprender.


Cinco libros sobre el perdón, la reconciliación con otros y con uno mismos, nos enseñan que al perdonar no solo los errores son olvidados, si no que las segundas oportunidades son posibles con el perdón.


La Sombra del Viento

Carlos Ruiz Zafón


La reconciliación, el aprender a perdonarse es la mejor arma que uno tiene para no destruirse, para no destruir sus obras, su historia y su legado. El antagonista/protagonista de esta novela no puede, no desea, no quiere reconciliarse con la persona más importante en la vida de uno mismo, el “yo”. A veces uno necesita de un otro, para poder perdonarse a uno mismo, para poder mirarse en los ojos del otro y poder verse, poder ver el reflejo de tus éxitos, de tus virtudes y de tus logros.


Esta novela no solo tiene una trama interesante, también tiene la marca humana del error, dónde los pecados cometidos se arrastran a lo largo de tu historia, pero solo con el perdonarse uno puede volver a vivir con libertad, poder volver a crear.


Los Miserables

Victor Hugo


Hay que juzgar a las personas por sus actos presentes, los actos que hemos cometido en un pasado, no definen quien uno es y en una sociedad donde la historia, el apellido, la familia pesan, esta discusión se abre ampliamente. Que un criminal haya sido juzgado y perseguido a lo largo de su vida por toda la sociedad, que no haya conseguido el perdón de sus pares, que la famosa reinserción sea solo un cuento de fantasía nos deja pensando que no sabemos perdonar los errores humanos. En esta novela, en esta historia de un hombre que cometió un error, donde solo un sacerdote fue capaz de ver a un otro, a un igual, a otro ser humano y otorgarle el perdón que tanto buscaba, que tanto anhelaba para poder rehacer su historia nos debe permitir cuestionarnos el poder del perdón y la necesidad de ser capaces de perdonar, pero también de pasar la hoja.


Si no aprendemos a perdonar como el Inspector Javert solo tendremos una vida de sufrimiento, de envidia y de oscuridad, donde nuestras acciones solo nos alejan de aquello que amamos y de la mano de Dios.


Cometas en el cielo

Khaled Hosseini


¿Sabes pedir perdón? ¿Sabes en serio pedir perdón? ¿Sabes en serio mirar los ojos de la otra persona y sinceramente pedirle perdón? Los errores, los pecados, las omisiones, los que vieron cómo se cometía una injusticia y no hicieron nada- recordemos que Dante al empezar su viaje conoció los gritos, los llantos y los lamentos de aquellos que “no hicieron ni bien ni mal”, de aquellos que por no actuar por no tomar un bando, son rechazados por el cielo y por el infierno- también es un pecado, que todos realizamos al no tomar un bando, un partido o una posición.


El pecado de no actuar, de la omisión persigue a nuestro protagonista a lo largo de su vida en la novela, el no hacer nada, el no defender ni luchar lo marca en su diario actuar. El autor afganistano sabe recrear a la perfección el error, el pecado de la omisión, pero sabe más que nadie representar cómo el protagonista puede luchar para poder ser mejor persona, pidiendo perdón y más que nada para poder reconciliarse consigo mismo por sus omisiones.


Los hijos de Cain

German Ernesto Albornoz C


“Yo creo que Dios, nos quiere pecadores o no, Jesús siempre nos habló sólo del amor” (239, Albornoz). Si Dios nos quiere a pesar de pecados o no ¿Por qué juzgamos tanto? sin conocer a la persona o, tal vez, conociendo solo que son hijos de Caín, hijos del pecado, aquellos que en su vida solo sientes que son un error, que cada acto que cometen resta y resta en su vida. ¿Que pasa si naciste hijo de Caín? Hijo del pecado, ¿Como conseguimos el perdón, rehacer nuestra vida? o lo más importante ¿Cómo conseguimos el perdón de los otros?.


Este libro es un ejemplo de cómo el perdón, es también un aprender de los errores del pasado, que la reinversión de la historia es posible si uno lo desea, pero que el primer paso para el perdón y a la reconciliación debe ser tomada por uno mismo, saliendo de la zona de confort y aventurandose a admitir los errores que hemos cometido a lo largo de nuestra vida.


Setenta veces siete

Johann Christoph Arnold


Perdonar y olvidar, deben ir de la mano, si uno perdona pero no olvida las acciones que cometió, que cometieron otros contra uno, la amargura, la rabia y/o el enojo determinarán nuestro porvenir, determinará la forma en que actuamos y nos desenvolvemos en la vida. Setenta veces siete, son las veces que Jesús nos indica que debemos perdonar a nuestros hermanos, pero también son las veces en que debemos darnos y dar a los demás segundas oportunidades.


Este libro en una colección de historias reales de personas afectadas por diferentes problemas sociales, este libro a diferencia de los otros no es una discusión teórica, ni una historia narrada desde el imaginario de un autor, son las vivencias de personas reales contadas desde la mirada de un pastor. Aquí el autor intenta demostrar cómo la reconciliación y el perdón logra curar las heridas más profundas de las personas, pero también como la reconciliación conlleva perdonarnos a nosotros mismos y perdonar a Dios en nuestros corazones.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

@TiempoMagis

  • Blanco Icono de YouTube

Tiempo Magis