Modos de oración

Rosario

El rosario es tal vez el modo de oración mas antiguo que se conoce del cristianismo. Surge alrededor del año 800 d.c y se ha ido adaptando hasta llegar a ser el modo que conocemos hoy.

El acto de rezar el rosario en uno de los modos tradicionales que nos invitan a la reflexión, y sobre todo a la conexión con Dios. Pasarán otros 1200 años o se cambiará la forma de rezar el rosario, pero la esencia siempre será la misma. El rosario nos ayuda a contemplar la Vida de Jesús mediante los ojos de María.

 

No honramos a Maria, sino la acompañamos en su largo caminar. Al rezar el rosario, no hacemos otra cosa que pedirle a la Virgen María su ayuda para permanecer en unión espiritual con Jesús, para llegar a él. Es una oración de contemplación que nos ayuda a reflexionar, accesible a todo el mundo, ya seamos clérigos o laicos, adultos o jóvenes, personas con educación o sin ella.

Para rezar el rosario es, importante aclarar que cada día el rosario cambia y se conmemoran diversos misterios que nos ayudan a recordar la vida y obra de Jesús. Por ejemplo, los días lunes y sábados, corresponden los misterios gozosos, los días martes y viernes los misterios dolorosos, miércoles y domingo los misterios gloriosos y el día jueves los misterios luminosos.

A cada uno de estos misterios les corresponde una pequeña lectura del evangelio en donde se conmemoran diversos actos y acciones que hizo Jesús.

 

Luego de tener preparadas las lecturas y reconocido qué misterios corresponden a ese día, podemos comenzar a rezar. Se comienza con un credo, luego con 3 Ave Marías, una por la fe, otra por la esperanza y otra por la caridad. Luego un gloria para comenzar con el primer misterio que corresponde a es día, luego un padre nuestro,  10 ave marías y un gloria, con eso se cierra el primer misterio y comienza el segundo. 

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

@TiempoMagis

  • Blanco Icono de YouTube

Tiempo Magis